Odontopediatría, tratamientos más comunes.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes en odontopediatría

La odontopediatría se especializa en el tratamiento a problemas bucodental que puedan presentar los más pequeños del hogar.

Consejos previos para evitar problemas dentales en los niños

Es importante enseñarle a los niños hábitos correctos de higiene. Además, la salud de los dientes permanentes está muy relacionada con el estado de la boca de los niños. Por este motivo, resulta esencial que sepan cuidar de sus dientes desde su infancia. Así, evitarán padecer anomalías o enfermedades que puedan afectar a su desarrollo dental.

Los tratamientos de odontopediatría más habituales entre los niños

A continuación vamos a mostrarte los tratamientos para la odontopediatría.

Selladores de surcos y fisuras

Este tratamiento es muy común en los niños. Se trata en rellenar cualquier fisura que pueda aparecer en los dientes. Es un método que no le causa dolor al niño y protegerá a los niños de las caries

Pulpectomía y Coronas

Es un tratamiento muy parecido a la endodoncia que se realiza en adultos, la diferencia es que la caries a tratar está afectando a un diente de leche. Hay que recordar que la endodoncia es cuando la caries llega a la pulpa del diente. Casi siempre se recomienda colocar sobre la pieza dental tratada una corona, puede ser de acero- cromo, o también las hay en material estético como las coronas de Zirconia y así se conserva más la estética.

Obturación

La obturación es otro tratamiento que se usa para tratar las caries. También se le conoce con el nombre de “empaste dental” y se suele usar tanto en adultos como en niños. Estas caries terminan afectando al nervio si no es tratada a tiempo.

Aplicación de flúor

También hay tratamientos preventivos, como es el caso de la aplicación de flúor, este método es aplicado para endurecer el esmalte de los dientes para fortalecer los dientes del niño.

Ortopedia Maxilar

La ortopedia maxilar son tratamientos que están pensados en un correcto desarrollo de los  huesos maxilares, es un método pensado para corregir cualquier alteración o anomalía del desarrollo óseo. Por ejemplo, estos aparatos pueden usarse en el caso de tener el maxilar inferior poco desarrollado o mal posicionado. Es importante que, al menos una vez al año, lleves a tu hijo o hija a la revisión anual para controlar su estado de salud bucodental. Una correcta prevención es esencial para que, en el futuro, los dientes permanentes crezcan sanos y fuertes.

Visitar anualmente a un dentista es esencial para asegurarte de que tu hijo cuenta con una salud fuerte y segura. Además, es responsabilidad de los padres instruirlos en el cuidado e higiene diaria de los dientes, así que ¡no lo dejes pasar!

Share this Post

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*